Formación

Juicio contra formacion universitaria



julio 14, 2022

Se puede demandar a una universidad por una nota

«Accesible» significa que una persona con discapacidad tiene la oportunidad de adquirir la misma información, participar en las mismas interacciones y disfrutar de los mismos servicios que una persona sin discapacidad de una manera igualmente efectiva e integrada, con una facilidad de uso sustancialmente equivalente. La persona con discapacidad debe poder obtener la información de forma tan completa, igual e independiente como una persona sin discapacidad.

En varias resoluciones, la OCR ha exigido a las instituciones de enseñanza superior que realicen una auditoría de la accesibilidad de sus tecnologías de la información y apliquen una estrategia de acción correctiva basada en los resultados de la auditoría. Tanto la resolución de la Universidad de Penn State como la de la Universidad de Montana incluyen amplios requisitos relacionados con la auditoría y la estrategia de acción correctiva. Las resoluciones han establecido que la auditoría debe incluir los sitios web de la universidad, los documentos en línea, los procesos de solicitud, los servicios de biblioteca, los sistemas de gestión del aprendizaje, los podios y los dispositivos de visualización de las aulas, el software de registro de cursos, los vídeos, los sistemas de respuesta personal («clickers») y los servicios bancarios de terceros, incluido el acceso al sitio web y al cajero automático. La estrategia de acción correctiva basada en los resultados de la auditoría debe incluir prioridades y un calendario con fechas en las que se completarán las acciones correctivas. También debe difundirse entre todas las facultades y campus y publicarse en un sitio web de la Universidad dedicado a la accesibilidad.

¿Se puede demandar a una universidad privada

La asistencia a la universidad disminuyó durante la pandemia de coronavirus. Y ya estaba disminuyendo antes. Según el New York Times, estamos viviendo una «crisis de matriculación». Hoy en día, muchas menos personas buscan títulos universitarios, ya sean presenciales o en línea.

Las escuelas de enseñanza superior compiten activamente para conseguir estudiantes. Algunos reclutadores de escuelas tienen incluso cuotas de estudiantes. Como parte de sus prácticas comerciales, pueden hacer todo tipo de promesas a un posible estudiante:

La escuela tiene un gran sitio web, te envía folletos brillantes, hace que los reclutadores vayan a tu casa y, en general, te pinta un cuadro de color de rosa sobre la maravillosa vida que puedes esperar una vez que te hayas graduado con un título de su institución.

Digamos que confías en esas promesas y te matriculas. Pero resulta que te han mentido. Cuatro años más tarde te gradúas con un título que no vale nada y con una enorme deuda estudiantil que nunca podrás pagar. ¿Hay algo que pueda hacer?

Hay dos retos concretos en una demanda por falsedad contra una escuela de enseñanza superior: demostrar que la escuela hizo una declaración material de hecho y que sabía que era falsa o actuó con imprudencia.

¿Se puede demandar a una universidad por daños emocionales?

La Ley de Igualdad de 2010 establece que los proveedores de educación, como escuelas, institutos y universidades, no deben discriminar a sus alumnos y estudiantes. Si tú o tu hijo habéis sido discriminados por un colegio, instituto o universidad, podéis emprender acciones contra ellos en virtud de la Ley.

Si has sido discriminado por un proveedor de educación, como una escuela, colegio o universidad, tienes que emprender acciones contra su organismo responsable. El organismo responsable suele ser la persona u organismo encargado de la gestión del centro educativo.

Es posible que primero puedas resolver tu problema de manera informal, por ejemplo, hablando con el profesor o director del centro educativo. Si su problema no se resuelve, puede presentar una queja formal siguiendo el procedimiento de quejas del centro educativo. Por lo general, se trata de presentar una queja por escrito al director de la escuela y luego al consejo de administración.

Si el problema no se resuelve reclamando al centro escolar, hay otras organizaciones a las que puedes dirigirte dependiendo del tipo de centro. Por ejemplo, a las autoridades locales si se trata de un colegio concertado o al Ministerio de Educación si se trata de un colegio público.

Cómo demandar a la universidad para que le devuelvan el dinero

El 9 de enero se presentó en Chicago una demanda federal contra 16 de las principales universidades privadas del país. La demanda, presentada en nombre de cinco antiguos estudiantes universitarios que asistieron a algunas de las instituciones, argumenta que las universidades utilizaron las leyes antimonopolio para limitar la ayuda financiera de los estudiantes.

Las universidades implicadas son Brown, el Instituto Tecnológico de California, la Universidad de Chicago, Columbia, Cornell, Dartmouth, Duke, Emory, Georgetown, el Instituto Tecnológico de Massachusetts, Northwestern, Notre Dame, la Universidad de Pensilvania, Rice, Vanderbilt y Yale.

La demanda apunta al método de las universidades para calcular la necesidad financiera de los estudiantes. Cada una de las instituciones afectadas forma parte de una organización de colaboración denominada 568 Presidents Group. En virtud de las leyes antimonopolio federales, esta organización puede colaborar en las fórmulas utilizadas para determinar las ayudas financieras de los estudiantes.

Sin embargo, las universidades sólo pueden colaborar en la determinación de la necesidad financiera de un estudiante si todo el grupo se abstiene de considerar la situación financiera del estudiante durante el proceso de admisión. Esto se conoce como «need-blind».

You Might Also Like