Formación

Formaciones de combate romanas



julio 30, 2022

Rangos militares romanos

Estas tácticas y estrategias militares organizadas son anteriores a los romanos. Incluso la formación en la que se disponían en forma rectangular para luchar fue tomada prestada de los griegos de Macedonia, con pequeñas mejoras.

Aunque los romanos llevaron esta organización a un nuevo nivel, la uniformidad de su entrenamiento y equipamiento fue la clave de su éxito. Cada soldado debe aprender una breve lista de órdenes concisas.

Los romanos tienen una enorme confianza y lealtad en sus estructuras militares. Todo hombre leal sigue las órdenes. Era supremamente adaptable y cambiaba rápidamente, pero aquí hay 3 tácticas que se valoran a lo largo del tiempo:

A más de un metro de altura, la primera fila de la formación se arrodillaría junto a sus escudos entrelazados. La siguiente fila mantendría sus escudos sobre la cabeza de los hombres de delante, y así sucesivamente. Si se necesitaba una protección adicional, los hombres de la retaguardia y de los flancos también podían formar y trabar sus escudos. Formando una excelente barrera de misiles con sus frentes fuertemente curvados.

Armas militares romanas

Las tácticas de la antigua Roma eran tan formidables para su época que, incluso después de 2.000 años, las escuelas y universidades militares de todo el mundo siguen enseñándolas. Aunque la organización de las tropas utilizada por los romanos era anterior a la de los griegos de Macedonia, los romanos llevaron esta organización a un nivel totalmente nuevo. Muchos dirían que el éxito fue la estandarización del equipo y el entrenamiento, incluyendo varios comandos que cada unidad entendía inmediatamente.

Aunque antigua, la cuña era una formación militar ofensiva extremadamente eficaz. Estaba diseñada para cortar las líneas enemigas y confundir a su caballería. Los legionarios formaban la forma de un triángulo apuntando hacia el enemigo y cargándolo directamente. Cada soldado estaba lo suficientemente cerca de su siguiente camarada en la formación para que pudieran defenderse y protegerse mutuamente. El arma principal que llevaban era un gladius (espada).

Cuando el general gritaba «cuneum formate», los legionarios formaban una cuña y cargaban contra el adversario. La punta del triángulo que apuntaba hacia el enemigo estaba formada por las tropas más experimentadas y mejores. Esta concentración de poder permitía a la formación abrir una cuña en las fuerzas enemigas que luego era ampliada por el resto de su formación. La cuña se utilizó a menudo, sobre todo en la batalla de Pydna en el año 168 d.C., que ayudó a acabar con el imperio que Alejandro Magno había fundado anteriormente.

Tácticas militares de la antigua Roma

Los romanos luchaban de forma diferente a los griegos. En lugar de organizarse en filas cerradas como los griegos, los soldados romanos se organizaban en pequeños grupos de soldados más maniobrables llamados maniples, o puñados. Y en lugar de avanzar con lanzas punzantes y 70 libras de armadura, los romanos adoptaron escudos oblongos ligeros y corazas, y atacaron con espadas tras soltar una ráfaga de jabalinas. La caballería romana, que desempeñaba un papel bastante importante en el siglo IV a.C., fue reducida posteriormente a la categoría de auxiliar. [Fuente: «History of Warfare» de John Keegan, Vintage Books].

«Durante los primeros años de la historia de los romanos, los desafíos logísticos de llevar a cabo una guerra significaban que los romanos sólo luchaban entre la siembra y la cosecha (durante el verano). Roma era una economía basada en la agricultura, y el movimiento de tropas durante el invierno era muy exigente. La primera vez que se tiene constancia de que los romanos continuaron la guerra en invierno fue en el año 396 a.C., durante el asedio a la ciudad etrusca de Veii. [Fuente: Cristian Violatti, Listverse, 4 de septiembre de 2016 ]

Formaciones de escudos romanos

La táctica de la infantería romana se refiere al despliegue, la formación y las maniobras teóricas e históricas de la infantería romana desde el inicio de la República Romana hasta la caída del Imperio Romano de Occidente. El artículo presenta en primer lugar un breve resumen de la formación romana. A continuación, se analiza la actuación de los romanos contra distintos tipos de enemigos. Por último, se ofrece un resumen de lo que hizo que la táctica y la estrategia romanas fueran eficaces desde el punto de vista militar a lo largo de su dilatada historia, así como un análisis de cómo y por qué esta eficacia acabó desapareciendo.

El enfoque que se ofrece a continuación se centra principalmente en las tácticas romanas: el «cómo» de su enfoque de la batalla, y cómo se enfrentó a una variedad de oponentes a lo largo del tiempo. No se trata de cubrir en detalle aspectos como la estructura del ejército o el equipamiento. Se resumen varias batallas para ilustrar los métodos romanos con enlaces a artículos detallados sobre encuentros individuales. Para conocer en profundidad la estructura histórica de la infantería relevante para este artículo, véase Estructura del ejército romano. Para una historia de las campañas militares de Roma, véase Historia de las campañas del ejército romano. Para obtener detalles sobre el equipamiento, la vida cotidiana y las legiones específicas, véase Legión romana y Equipamiento personal del ejército romano.

You Might Also Like