Actualidad

Formación geológica de la península ibérica



julio 8, 2022

El potencial de la visualización multidimensional en la estratigrafía

ResumenLa existencia de un arco orogénico en el cinturón varisco de Iberia Central se traza desde su primer reconocimiento por el geólogo suizo Rudolf Staub, en el XIV Congreso Geológico Internacional (Madrid 1926), hasta la actualidad. Una revisión de la literatura expone los principales hechos relacionados con la interpretación original de Staub, y su posterior discusión, rechazo y rehabilitación en el siglo XXI. La «curva castellana» o arco ibérico central se define como un oroclinal secundario formado durante las últimas etapas de la orogenia varisca, con una curvatura opuesta a la del arco ibero-armoricano más conocido. Dobla el Varisco más antiguo, las estructuras, las anomalías magnéticas y la zonación estratigráfica, metamórfica y magmática del Macizo Ibérico. La tendencia original NE-SW de estos elementos ha sido preservada por sendas inclusiones de porfiroblastos que mantuvieron orientaciones constantes durante la formación de ambos oroclinales. El redescubrimiento del arco centroibérico ha dado un nuevo impulso a la investigación en el Macizo Ibérico durante la última década, que revisamos brevemente. También se incluye una breve discusión sobre las incógnitas que persisten en relación con la geometría precisa y el mecanismo de formación del arco, y las nuevas perspectivas que abre para la investigación futura en el cinturón Varisco.

Las placas tectónicas de Europa de los últimos 300 millones de años

«La Península Ibérica contiene rocas de todas las edades, desde el Ediacaran hasta el reciente, y están representados casi todos los tipos de roca. El núcleo de la Península Ibérica está formado por un bloque cratónico hercínico conocido como Macizo Ibérico. En el noreste está limitado por la Faja Pirenaica y en el sureste por la cadena de pliegues béticos. Estas dos cadenas de pliegues forman parte del Cinturón Alpino. El oeste de la península está delimitado por el límite continental formado por la apertura magmática del océano Atlántico. El Cinturón Herciano está enterrado en su mayor parte por rocas de recubrimiento mesozoicas y terciarias en el lado este, pero no por ello deja de aflorar a través de la Cadena Ibérica y la Cordillera Costera Catalana. Leer Geología de la Península Ibérica (wikipedia) Pincha para ver la imagen completa

Geología del País Vasco y Navarra, Geología de Canarias, Geología de Cantabria, Geología de Castilla y León, Geología de Extremadura, Geología de Galicia, Geología de Madrid, Geología de Murcia, Geología de Navarra, Geología de Valencia, Geología de Andalucía, Geología de Cataluña, Geología de la Península Ibérica

La historia de Iberia: Cada año

La geología de la Península Ibérica consiste en el estudio de las formaciones rocosas de la Península Ibérica, que incluye España, Portugal, Andorra y Gibraltar. La península contiene rocas de todos los periodos geológicos, desde el Ediacaran hasta el Cuaternario, y están representados muchos tipos de roca. También se encuentran en ella yacimientos minerales de categoría mundial.

El núcleo de la Península Ibérica está formado por un bloque cratónico hercínico conocido como Macizo Ibérico. Por el noreste está limitado por el cinturón de pliegues pirenaicos y por el sureste por la cadena montañosa de pliegues béticos. Estas dos cadenas de pliegues forman parte del cinturón alpino. Al oeste, la península está delimitada por el límite continental formado por la apertura del océano Atlántico. El cinturón de pliegues hercínicos está enterrado en su mayor parte por rocas de recubrimiento mesozoicas y cenozoicas al este, pero sin embargo aflora a través de la Cadena Ibérica y la Cordillera Costera Catalana[1].

La Orogenia Varisca se produjo al colisionar la Terrana Húnica europea (escindida de Gondwana) y los continentes Laurentia-Báltica. En Iberia esto ocurrió en el Carbonífero prestefánico (354-305 Ma). La parte externa de la orogenia fue la Zona Cantábrica. Ésta se deformó en las capas superiores de la corteza. La Zona Leonina Occidental y la Zona Ibérica Central son las partes externas de la orogenia y están más profundamente deformadas y metamorfoseadas, e intruidas. Estas tres zonas forman parte de un mismo terruño. La Zona de Ossa-Morena y la Zona Sur de Portugal son dos terranas diferentes que se han unido. En el Mesozoico estaban cubiertas en su mayor parte por otros sedimentos, que desde entonces se han erosionado[1].

Península Ibérica

Siguiendo un nuevo enfoque global, este libro único ofrece una revisión actualizada de la geología de Iberia y sus márgenes continentales desde una perspectiva geodinámica. Debido a su ubicación cerca de los sucesivos márgenes de placas, Iberia ha desempeñado un papel fundamental en la evolución geodinámica de las placas Gondwana, Reica, Pangea, Tethys s.l. y Euroasiática durante los últimos 600 Ma de la historia de la Tierra. El registro geológico comienza con la amalgama de Gondwana en el Neoproterozoico, seguida por el rifting y la propagación del océano Rético; su desaparición, que condujo a la amalgama de Pangea a finales del Paleozoico; el rifting y la propagación de varios brazos del océano Neotethys en la Era Mesozoica; y concluye con su cierre continuo, que fue responsable de la orogenia alpina. Los significativos avances realizados en los últimos 20 años han atraído un considerable interés investigador internacional en la geología de la Península Ibérica.Este volumen es el único de toda la serie de libros que componen la Geología de la Península Ibérica separado en dos partes: Introducción a la Geología de la Península Ibérica y el Ciclo Cadomiano. La primera parte presenta una introducción general a la Geología de la Península Ibérica, presentada en cinco volúmenes diferentes. La segunda parte se centra en el ciclo orogénico cadomiano y en los registros geológicos más antiguos de la Península Ibérica.

You Might Also Like