Blog

Formacion del ligamento periodontal



septiembre 26, 2022

De la A a la Z sobre el LIGAMENTO PERIODONTAL

El ligamento periodontal, comúnmente abreviado como PDL, es un grupo de fibras de tejido conectivo especializadas que esencialmente fijan un diente al hueso alveolar en el que se asienta[1] Se inserta en el cemento radicular por un lado y en el hueso alveolar por el otro.

El principal grupo de fibras es el ligamento alveolodental, que consta de cinco subgrupos de fibras: cresta alveolar, horizontales, oblicuas, apicales e interradiculares en los dientes multirradiculares. Las fibras principales, además del ligamento alveolodental, son las fibras transeptales.

Todas estas fibras ayudan al diente a soportar las fuerzas de compresión naturalmente sustanciales que se producen durante la masticación y a permanecer incrustado en el hueso. Los extremos de las fibras principales que están dentro del cemento o del hueso alveolar propiamente dicho se consideran fibras de Sharpey.

Las fibras transeptales (H) se extienden interproximalmente sobre la cresta ósea alveolar y se incrustan en el cemento de los dientes adyacentes; forman un ligamento interdental. Estas fibras mantienen todos los dientes alineados. Estas fibras pueden considerarse como pertenecientes al tejido gingival porque no tienen una fijación ósea[3].Estas fibras son consistentes y se reconstruyen incluso después de la destrucción del hueso alveolar.

FORMACIÓN DE RAÍCES, PDL Y APARATO DE FIJACIÓN

El ligamento periodontal (PDL) es un grupo de fibras de tejido conectivo especializadas y dinámicas que fijan un diente al hueso alveolar. El PDL se inserta en el cemento radicular por un lado y en el hueso alveolar por el otro.

El ligamento alveolodental es el principal grupo de fibras. El ligamento alveolodental consta de cinco subgrupos de fibras diferentes que incluyen: la cresta alveolar, la horizontal, la oblicua, la apical y la interradicular en los dientes multirradiculares. Otras fibras principales que no incluyen el ligamento alveolodental son las fibras transeptales.

Estas fibras ayudan a la capacidad del diente para soportar las fuerzas de compresión naturales que se producen durante el uso rutinario, como la masticación, y permanecen incrustadas en el hueso. Los extremos de las fibras principales que se encuentran dentro del cemento o del hueso alveolar propiamente dicho son las fibras de Sharpey.

Las fibras transeptales son las que se extienden sobre la cresta ósea alveolar interproximalmente. Estas fibras se incrustan en el cemento de los dientes adyacentes. En esta ubicación, forman un ligamento interdental. Estas fibras trabajan juntas para mantener los dientes correctamente alineados. Dado que estas fibras no contienen una unión ósea, se considera que pertenecen al tejido gingival.

Modelado 3D : Desarrollo de los dientes de la raíz

Figura 1. Comparaciones de los tejidos dentales en una condición generalizada de teodonto y subteodonto.A: implantación de diente teodonto en sección labiolingual. B: Implantación de un diente subtecodonto en sección labiolingual. ab, hueso alveolar; ac, cemento acelular; boa, hueso de inserción; cc, cemento celular; de, dentina; en, esmalte; jb, hueso maxilar; pc, cavidad pulpar; pdl, ligamento periodontal; po, osteón primario; sf, fibras de Sharpey; so, osteón secundario; vc, canal vascular.

https://doi.org/10.1371/journal.pone.0074697.g001By comparación, los dientes de los tetrápodos no mamíferos y no cocodrilos suelen estar anquilosados a la mandíbula [4], [7], [15]. La dentina de la raíz del diente está fusionada a un pedestal de hueso que históricamente se ha denominado «hueso de fijación», que a su vez está fusionado al hueso de la mandíbula (Figura 1B). Las diferentes proporciones y disposiciones del «hueso de inserción» en relación con la base del diente y la mandíbula definen las categorías convencionales de implantación de los dientes en los taxones no mamíferos y no cocodrilos [16]. En general, «hueso de inserción» es un término reservado para el tejido óseo vascularizado que rodea la base del diente en tetrápodos no mamíferos y no cocodrilos, y los orígenes del desarrollo de este tejido no están claros.

Ligamento periodontal

Figura 11.1: Tinción H&E del periodonto. Leyenda de la figura: 1) surco gingival, 2) cresta gingival, 3) lámina propia, 4) LDP. Crédito de la imagen: «Histological section of an incisor tooth of a Rhesus monkey showing the elements of the periodontal apparatus» por András Mihály1 y Eszter Mihály tiene licencia CC BY 4.0

El periodonto incluye el cemento, el PDL, el hueso alveolar y los tejidos gingivales. La encía contiene un epitelio escamoso estratificado← que se desarrolla a partir del ectodermo de los arcos faríngeos←. Las capas de tejido conectivo subyacentes se desarrollan a partir del mesodermo (como la mayor parte del cráneo). La MEC de estos tejidos contiene colágeno← y fibras elásticas. El cemento, el PDL y el hueso alveolar se desarrollan a partir de las células madre neuro-mesenquimales del saco dental. Estos tres tejidos comparten componentes extracelulares, gracias a su linaje compartido, lo que hace que exista una fuerte conexión entre ellos. Al igual que los tejidos conectivos derivados del mesodermo, estos tejidos tienen mucho colágeno, pero en lugar de fibras elásticas, estos tejidos producen un tipo de fibra proteica especial denominada fibras de oxitalano. Las fibras de oxitalano se encuentran en otros pocos lugares del cuerpo humano, como la aorta, cuyo revestimiento también deriva de células de la cresta neural←. El HERS← desempeña un papel importante en la inducción de estos tejidos, aunque en su mayoría está destinado a sufrir apoptosis←.

You Might Also Like