Blog

Formacion de los mares



junio 28, 2022

Formación de la tierra

La mayoría de las olas del océano son generadas por el viento. El viento que sopla sobre la superficie del agua crea pequeñas perturbaciones denominadas ondas capilares, u ondulaciones que parten de suaves brisas (Figura 10.2.1). Las ondas capilares tienen una cresta redondeada con una depresión en forma de V y una longitud de onda inferior a 1,7 cm. Estas pequeñas ondulaciones dan al viento algo a lo que agarrarse para generar olas más grandes cuando la energía del viento aumenta, y una vez que la longitud de onda supera los 1,7 cm la ola pasa de ser una ola capilar a una ola de viento. A medida que se producen las olas, se les opone una fuerza restauradora que intenta devolver el agua a su condición de calma y equilibrio. La fuerza restauradora de las pequeñas olas capilares es la tensión superficial, pero para las olas más grandes generadas por el viento la gravedad se convierte en la fuerza restauradora.

Figura 10.2.1 Pequeñas ondas capilares u ondulaciones causadas por los vientos que soplan sobre la superficie del agua en calma (Por Blue Elf (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) o CC BY-SA 3.0], vía Wikimedia Commons).

A medida que la energía del viento aumenta, también lo hace el tamaño, la longitud y la velocidad de las olas resultantes. Hay tres factores importantes que determinan la cantidad de energía que se transfiere del viento a las olas y, por tanto, el tamaño de éstas:

Componentes del agua de mar

Con sus playas de arena blanca y su buen tiempo, la isla caribeña de Barbados, situada en el extremo sur, es un imán para los veraneantes. También es un imán para los geólogos y científicos del clima. Esto se debe a que está formada en gran parte por corales fósiles que se extienden desde su costa hasta el interior de las colinas. En estos depósitos se encuentran registros exquisitamente conservados del nivel del mar en el pasado, tal vez el barómetro más evidente de los climas anteriores.

Barbados ha ido ascendiendo desde el fondo del mar durante cientos de miles de años, probablemente de forma bastante constante. Al mismo tiempo, el nivel del mar ha ido subiendo y bajando a medida que el clima se calentaba y enfriaba, dejando huellas a través de la formación o muerte de los corales. Así pues, la isla encarna una cronología relativamente accesible de las oscilaciones climáticas del pasado. Descifrar su cronología y magnitud exactas puede ayudar a los investigadores a proyectar hasta dónde subirán los mares durante nuestra actual era de cambio climático inducido por el hombre.

La modeladora del nivel del mar Jacqueline Austermann observa la costa norte de Barbados. Los acantilados marinos están formados en su totalidad por arrecifes de coral fósiles que se levantan lentamente de las olas. (Todas las fotos son de Kevin Krajick) PULSE PARA VER UNA FICHA

Los océanos son

> Hay grandes zonas en las regiones polares donde el agua se presenta predominantemente en estado de congelación. O bien cae en forma de nieve para contribuir al crecimiento de las capas de hielo y los glaciares, o bien deriva en el mar en forma de témpanos. En ambos casos, el destino del hielo depende en gran medida del océano y sus corrientes. Las masas de agua pueden proporcionar protección o acelerar el deshielo, según el camino que siga el calor.

Cuando los fuertes vientos de las regiones ártica y antártica obligan a los icebergs y al hielo marino a alejarse de las costas y adentrarse en el mar, quedan zonas de aguas abiertas en las que el aire y el agua están en contacto directo. Estas zonas se denominan polinias costeras y son los lugares donde se crea el hielo marino. Los científicos a veces se refieren a ellas como fábricas de hielo. Especialmente en invierno, cuando la temperatura del aire desciende muy por debajo de los cero grados centígrados y los vientos de alta mar soplan constantemente, el hielo marino se produce en las polinias del Ártico y del Antártico en forma de cadena de montaje.

La producción de hielo marino sigue la misma rutina en todas partes. En primer lugar, los vientos gélidos enfrían las zonas de aguas abiertas con tanta intensidad en poco tiempo que la superficie se congela. Como el agua de mar contiene sal, su punto de congelación está por debajo de los cero grados centígrados. En el Ártico y el Antártico, el agua de mar tiene que enfriarse hasta 1,9 grados centígrados bajo cero antes de que empiecen a formarse los primeros cristales de hielo. En comparación, en el Mar Báltico, donde la salinidad es menor, el agua comienza a congelarse a menos 0,5 grados Celsius.

¿Por qué el océano es salado?

El mar de Filipinas tiene una profundidad de unos 4.450 pies y un volumen de agua de aproximadamente 23,5 millones de km cúbicos. El mar de Filipinas tiene muchas islas, como Bonin, Luzón, las Marianas, Saipán, Yap, Ryukyu, Dinagat, etc.

Al oeste, el mar de Filipinas limita con las naciones de Taiwán y Filipinas, al norte toca las costas japonesas, las Marianas al este y al sur llega a las costas de Palau.

La placa marina filipina constituye el fondo marino. El aumento de los movimientos tectónicos ha dado lugar a la creación de arcos insulares, que son agrupaciones de volcanes activos que se encuentran bajo los mares u océanos con ligeras aristas que sobresalen en la superficie del agua.

Estas montañas volcánicas submarinas se elevan hasta una altura de unas 1500 millas. Las fosas más profundas del mundo se encuentran en el mar de Filipinas, formadas como resultado de los movimientos tectónicos y de la intensa actividad sísmica.

En el mar de Filipinas se encuentran las fosas más profundas del mundo, entre ellas la más profunda del planeta: la fosa de las Marianas, y otras como la de Izu-Bonin, Nankai, Ryukyu y la de Filipinas.

You Might Also Like