Formación

Formacion de las tormentas electricas



julio 13, 2022

Tipos de tormentas

Las tormentas son nubes convectivas profundas que tienen una gran extensión vertical desde la capa límite hasta la tropopausa. Las tormentas eléctricas suelen traer consigo una serie de fenómenos meteorológicos graves, como lluvia intensa, granizo, rayos, vientos dañinos y, ocasionalmente, tornados. A veces se piensa que las tormentas eléctricas son sinónimo de nubes cumulonimbus, aunque no todas las nubes cumulonimbus son tormentas eléctricas.

La energía principal que impulsa las tormentas eléctricas es la conversión del aire húmedo en nubes y precipitaciones, que libera importantes cantidades de calor latente en el proceso de condensación. En tierra, las tormentas eléctricas se producen con mayor frecuencia al final de la tarde y al principio de la noche. Es más probable que las tormentas se produzcan poco después de las temperaturas superficiales más cálidas, lo que ayuda a dar a las parcelas de aire caliente la flotabilidad inicial que necesitan para empezar a ascender. Las tormentas pueden durar desde menos de una hora hasta más de 12 horas. Debido a su rápido crecimiento, a su tamaño relativamente pequeño (mesoescala) y a su sensibilidad a las condiciones ambientales, es difícil predecir el momento y la ubicación exactos de una tormenta. Por lo general, un pronóstico dirá que hay una probabilidad de tormentas sobre un área, lo que significa que aunque las condiciones son propicias para una tormenta, los pronosticadores no saben exactamente dónde o cuándo ocurrirá.

Tormentas eléctricas deutsch

Las tormentas eléctricas son tormentas convectivas a escala local producidas invariablemente por un cumulonimbo y siempre acompañadas de rayos y truenos (AMS, 2015). Estos sistemas meteorológicos suelen producir fuertes ráfagas de viento, lluvias intensas y, en ocasiones, granizo. Se forman en un entorno con un fuerte descenso vertical de la temperatura, lo que provoca el ascenso de masas de aire húmedo y cálido hasta la parte superior de la tropopausa (aprox. 10 – 12 km en latitudes medias). Este proceso se denomina convección húmeda profunda. La extensión espacial de los sistemas de tormentas eléctricas puede alcanzar desde unos pocos kilómetros hasta más de 100 km. En todo el mundo se producen entre 40.000 y 50.000 tormentas diarias (NOAA, 2010). En Alemania, las tormentas eléctricas severas se producen predominantemente durante los meses de verano, de abril a septiembre. Además de las tormentas de invierno y las inundaciones, constituyen los riesgos naturales más importantes y más relevantes para los daños en Alemania. En el sur de Alemania, la mayor parte de los daños asegurados en los edificios por peligros naturales (el llamado seguro elemental) está causada por fuertes tormentas convectivas, principalmente por el granizo.

¿Cómo se forma una tormenta eléctrica?

Ahora que llega la primavera, el clima más cálido se hace más patente. Aunque esto es algo que muchos de nosotros hemos estado esperando durante todo el invierno, la primavera nos trae toda una serie de nuevos retos que sólo serán más numerosos en verano.

Seguro que puedes adivinar de qué se trata: ¡la temporada de mal tiempo! Prepárate para ver pasar tormentas por tu comunidad local con más frecuencia en un futuro muy cercano. Tanto los meteorólogos como los espectadores disfrutan viendo las tormentas eléctricas y tienden a entusiasmarse al verlas, pero todos sabemos que estas tormentas también pueden ser dañinas o poner en peligro la vida.

Usted sabe cuándo se avecinan estas tormentas porque lo escucha de nosotros cada 10 minutos, pero respecto a lo que buscamos para poder informarle de ellas es algo que podría perderse en la traducción durante una transmisión. Para que se forme una tormenta eléctrica, hay tres ingredientes básicos que son esenciales, y son los que buscamos para proporcionar un pronóstico de tiempo severo. Estos tres ingredientes incluyen humedad, aire inestable ascendente y un mecanismo de elevación.

Wiki de la tormenta eléctrica

Las tormentas eléctricas suelen desarrollarse en los meses más cálidos de la primavera, el verano y el otoño, pero pueden producirse en cualquier momento del año en la mayor parte de Estados Unidos. Hay tres ingredientes básicos necesarios para el desarrollo de una tormenta eléctrica: humedad, una atmósfera inestable y alguna forma de poner en movimiento la atmósfera.

La humedad es necesaria para producir las nubes de tormenta y la precipitación. En verano, la mayoría de las zonas de Estados Unidos tienen suficiente humedad para generar tormentas eléctricas si los otros ingredientes están presentes. En invierno, las tormentas favorecen las zonas del sur de Estados Unidos, donde la humedad es más abundante; sin embargo, los vientos del sur asociados a sistemas de tormentas bien desarrollados pueden llevar suficiente humedad hacia el norte para generar tormentas en cualquier momento del año, incluso en pleno invierno.

La estabilidad atmosférica, o más bien la inestabilidad, también desempeña un papel importante en el desarrollo de las tormentas. El aire ascendente es necesario para producir nubes, y el aire que asciende rápidamente es necesario para producir tormentas. Para que el aire ascienda rápidamente, debe ser flotante en comparación con el aire circundante. Cuando la atmósfera es inestable, el aire cercano al suelo puede volverse flotante y ascender rápidamente por la atmósfera. En general, cuanto más cálido es el aire cerca de la superficie terrestre y más frío es el aire en altura, más inestable es la atmósfera. Además de la temperatura, la humedad cerca del suelo también puede contribuir a la inestabilidad de la atmósfera.

You Might Also Like