Actualidad

Formacion de iones cationes y aniones



agosto 11, 2022

Símbolo del ion oxígeno

Un ion es un átomo o grupo de átomos en el que el número de electrones no es igual al número de protones, lo que le confiere una carga eléctrica neta positiva o negativa. Un anión es un ion con carga negativa que es atraído por el ánodo (electrodo positivo) en la electrólisis. Un catión tiene una carga neta positiva, y es atraído por el cátodo (electrodo negativo) durante la electrólisis.

Cuando un catión como el sodio se representa como (Na+), la carga «+» que lo acompaña, indica que tiene un electrón menos que el número total de protones. Esta ecuación desigual de electrones y protones permite que el sodio tenga una carga positiva.

Como resultado de estar cargados negativa y positivamente, los aniones y cationes suelen formar enlaces. Éstos se conocen como enlaces iónicos y existen debido a la atracción mutua de los iones con cargas opuestas. Forman un enlace cristalino, en el que los iones de carga opuesta se unen entre sí.

Hoja de trabajo sobre la formación de iones

Los átomos de sodio y flúor sufren una reacción redox para formar iones de sodio e iones de flúor. El sodio pierde su electrón exterior para darle una configuración electrónica estable, y este electrón entra en el átomo de flúor de forma exotérmica. A continuación, los iones de carga opuesta -que suelen ser muchos- se atraen entre sí para formar fluoruro de sodio sólido.

El enlace iónico es un tipo de enlace químico que implica la atracción electrostática entre iones con cargas opuestas, o entre dos átomos con electronegatividades muy diferentes,[1] y es la principal interacción que se produce en los compuestos iónicos. Es uno de los principales tipos de enlace, junto con el enlace covalente y el enlace metálico. Los iones son átomos (o grupos de átomos) con carga electrostática. Los átomos que ganan electrones forman iones con carga negativa (llamados aniones). Los átomos que pierden electrones forman iones con carga positiva (llamados cationes). Esta transferencia de electrones se conoce como electrovalencia, en contraste con la covalencia. En el caso más sencillo, el catión es un átomo metálico y el anión es un átomo no metálico, pero estos iones pueden ser de naturaleza más compleja, por ejemplo, iones moleculares como NH+4 o SO2-4. En palabras más sencillas, un enlace iónico resulta de la transferencia de electrones de un metal a un no metal para obtener una capa de valencia completa para ambos átomos.

Calculadora de cationes y aniones de compuestos iónicos

En muchas partes del país, incluidas algunas zonas de Kentucky, el agua contiene altas concentraciones de minerales que manchan la ropa, acumulan depósitos en las bañeras y los calentadores de agua, y crean problemas para que el jabón haga espuma correctamente. Este problema está causado por lo que se denomina «agua dura». El agua contiene cantidades excesivas de cationes como el hierro y el calcio.

Los iones son sustancias cargadas que se han formado por la ganancia o pérdida de electrones. Los cationes se forman por la pérdida de electrones y tienen una carga positiva, mientras que los aniones se forman por la ganancia de electrones y tienen una carga negativa.

Los cationes son los iones positivos formados por la pérdida de uno o más electrones. Los cationes más comúnmente formados de los elementos representativos son aquellos que implican la pérdida de todos los electrones de valencia. Consideremos el metal alcalino sodio \(\ce{Na} \right)\N). Tiene un electrón de valencia en el nivel de energía \(n=3\). Al perder ese electrón, el ion sodio tiene ahora un octeto de electrones del segundo nivel de energía y una carga de \(1+\).

Formación de cationes

Un anión es un tipo de ion, un átomo o grupo de átomos con carga eléctrica. Un catión es un tipo de ion para los gatos (vale, bien, eso no es cierto, pero se pronuncia [ kat-ahy-uhn ] ). Pero en serio: tanto los aniones como los cationes son iones. La diferencia está en la carga eléctrica. Los aniones tienen una carga negativa y los cationes una carga positiva.

Antes de hablar de lo que significa exactamente esto (y por qué es importante), hablemos de lo que entendemos por carga. La carga eléctrica es una propiedad básica de las partículas elementales de la materia (protones, electrones y neutrones). Los protones de un átomo tienen carga positiva, los electrones tienen carga negativa y los neutrones tienen carga cero.

En un átomo ordinario, el número de protones es igual al número de electrones, por lo que el átomo normalmente no tiene carga eléctrica en un sentido u otro. Un átomo se carga negativamente si gana electrones adicionales, y se carga positivamente si pierde electrones. Utilizamos la palabra ion para referirnos a los átomos que tienen una carga en un sentido u otro, y utilizamos las palabras catión y anión para especificar si la carga es positiva o negativa.

You Might Also Like