Actualidad

Condiciones contrato de formacion



octubre 4, 2022

Acuerdo de formación

¿Cuántos becarios contrata cada bufete? ¿Cuántas solicitudes recibe al año? ¿Qué bufetes exigen una titulación mínima de 2:1? ¿Qué bufetes se preocupan por el nivel de estudios? La respuesta a todas estas preguntas, y a otras más, se encuentra a continuación.

Si estás interesado en solicitar una plaza en un bufete, es importante que conozcas los aspectos básicos: ¿cuáles son los requisitos mínimos de titulación y nivel de estudios? ¿Ofrece un programa de becas? ¿Y una jornada de puertas abiertas? ¿Y cuántas vacantes y solicitudes suele recibir? Toda esta información se ofrece aquí.

Los datos que figuran a continuación nos han sido facilitados directamente por las empresas o se han extraído de sus sitios web. Aunque muchas establecen como requisito mínimo una titulación de 2:1, pueden tenerse en cuenta circunstancias atenuantes.  Los requisitos de nivel A de las empresas suelen ser menos estrictos. Los responsables de la contratación buscan buenos resultados académicos en general, por lo que una «B» adicional no tiene por qué mermar sus posibilidades si ha tenido otros éxitos académicos (por ejemplo, un «First»).

Los solicitantes extranjeros no deben preocuparse: las empresas suelen estar dispuestas a aceptar solicitantes con títulos extranjeros equivalentes, siempre que procedan de una institución de prestigio (aunque los títulos de Derecho extranjeros no suelen reconocerse como títulos de Derecho). Si tiene alguna duda sobre los requisitos que establece un bufete, póngase en contacto con su equipo de contratación de licenciados.

Convertirse en abogado

Si quieres convertirte en abogado, primero tendrás que conseguir un contrato de formación. Adelántate a la competencia informándote sobre la vida laboral en los bufetes y las vías de acceso a tu carrera de abogado.

La mayoría de los bufetes de abogados exigen a los candidatos que tengan o esperen una titulación mínima de 2,1. Muchos despachos se fijan también en las notas de selectividad o en los puntos del UCAS, ya que la competencia es feroz: algunos despachos reciben miles de solicitudes para un puñado de puestos de prácticas. Por otro lado, las grandes empresas de la City contratan hasta cien becarios a la vez, por lo que hay oportunidades para los candidatos con las aptitudes y el éxito académico adecuados, y la capacidad de demostrarlos.

Sin embargo, algunos despachos optan por un mayor número de plazas cortas, mientras que otros, como Jones Day, optan por no tener ninguna, pero se aseguran de que los becarios se involucren en diferentes tipos de trabajo mientras permanecen en un mismo lugar.

Tu función como abogado en prácticas dependerá probablemente del tamaño del bufete en el que trabajes y del tipo de trabajo que realice. En los grandes despachos comerciales, es probable que sea uno de los muchos abogados que trabajan en un caso o transacción y que se responsabilice de tareas concretas dentro del mismo; en los despachos más pequeños, puede que trabaje con uno o dos más o incluso que tenga la responsabilidad diaria de casos concretos. En cualquier caso, las tareas típicas incluyen la redacción de acuerdos, la correspondencia con clientes y otros abogados, la investigación y la asistencia a reuniones con clientes. Tendrás un supervisor para cada plaza, que te guiará en tu trabajo y responderá a tus preguntas.

¿Cuándo debo solicitar un contrato de formación?

Las solicitudes de contratos de formación pueden ser un proceso largo y estresante. Por eso, antes de embarcarse en él, debe asegurarse de que cumple los requisitos para solicitar un contrato de formación. Consulte los itinerarios que se indican a continuación para ver dónde encaja usted.

Dicho esto, si acabas de empezar tus estudios de Derecho tendrás que estar atento a las novedades que se produzcan en el Solicitors Qualifying Examination (SQE). Este nuevo «superexamen» se encuentra actualmente en las primeras fases de su implantación. Todavía no es posible hacer el SQE, pero una vez que esté listo, podrás hacer el SQE en lugar del LPC, y en lugar del GDL.

Si ya estás obligado a hacer el LPC, no te preocupes. La Autoridad de Regulación de Abogados (SRA) ha dicho que habrá un largo periodo de transición en el que será posible cualificarse por la vía del LPC/GDL o por la vía del SQE.

Si estás cursando una licenciatura en Derecho, puedes solicitar un contrato de formación en tu penúltimo año de universidad. Teniendo en cuenta que tendrás que completar el LPC en un año, el penúltimo año de tu licenciatura es el momento de solicitar los contratos de formación. Por supuesto, no puedes empezar el contrato de formación hasta que hayas completado el LPC, pero muchos despachos de abogados te financiarán el LPC si te ofrecen un contrato de formación antes de que lo hayas hecho.

Derecho contractual de la formación

El programa comienza con una iniciación de dos semanas, pero estarás expuesto al trabajo en vivo y harás una contribución real desde el principio. A lo largo de tu Contrato de Formación, podrás contar con el apoyo personal y profesional de nuestros equipos de Contratación y Desarrollo de Graduados y de Liderazgo y Aprendizaje.

Habrá un periodo de transición hasta diciembre de 2032, cuando la actual ruta de cualificación se eliminará por completo. Muchas empresas del sector están revisando actualmente cómo afecta esto a la contratación de sus becarios, así que esté atento a las actualizaciones.

Durante cada plaza, recibirás formación específica para cada departamento y se te asignará un supervisor que te orientará y te proporcionará tu carga de trabajo diaria que, aunque variará de un departamento a otro, incluirá casi con toda seguridad:

A mitad de cada puesto, habrá una revisión informal de tu progreso y desarrollo. Al final de cada puesto, se realizará una evaluación más formal en la que un socio en prácticas te informará de tus progresos. A medida que vayas adquiriendo experiencia, irás asumiendo más y más responsabilidades.

You Might Also Like